Home > General

19
Aug

Los políticos me dan vergüenza, y sus lacayos también

Archived in the category: Personal
Posted by: Dayana Barrionuevo - 18 Comments

El otro día me llegó, quiero creer que por error, un email de la Juventud de un partido político. Acá está la captura:

A ver… ¿Qué es lo que más me molesta de este mail? ¿Que alguien confunda “abatidos” con “debatidos”? ¿Que haya errores básicos de concordancia entre el sustantivo y el número del verbo compuesto? ¿Que haya un secretario de prensa y difusión que no sabe escribir? ¿Que quienes pretendan hacer una carrera política ni siquiera logren redactar de forma correcta un comunicado interno? ¿Que algún día esta gente pueda estar en un cargo público mintiendo preparación e idoneidad?

Como dije más arriba, quiero creer que el comunicado me llegó por error al ser incluido en la lista de contactos de una persona con la que intercambié mails con opiniones respecto del conflicto del campo (que, por cierto, no es la misma persona que firma el mail).

Durante esas charlas noté con tristeza que si estas generaciones de políticos nos decepcionan, no podemos esperar mucho de los prospectos por venir.

Durante aquel ir y venir de mails y chats, leí construcciones de frases que eran grotescas, no sólo por lo que decían (de última cada quién cree en Papá Noel y los Reyes si le gusta), sino por el calibre de los errores en las mismas y de todo tipo. Cuando se las marcaba a mi interlocutor, un chico de 18 años que se ufanaba de haber repetido dos veces primer año pero estar a full en la militancia, su respuesta era “es que escribo apurado como me sale”.

Con mi alma de maestra Ciruela le explicaba cómo laburar con el blog, cómo escribir mejor para que su mensaje fuera entendido, por qué era importante ser respetuosos con el lector produciendo los textos de forma cuidada…

Nunca corrigió un sólo post del blog partidario que está plagado de hoygans y un lenguaje coloquial a medio camino entre la adoración mesiánica de un lider y la difusión panfletaria de “logros”.

Una dirigente dijo hace poco que “haría todo exactamente igual” a lo que había (des)hecho los últimos meses. Se ve que sus lacayos siguen ciegamente ese precepto. No reconocer ni corregir los errores, aunque sean garrafales.

(Y yo corregí algunos acentos que faltaban o sobraban por acá. Gracias Guille, ¿Qué haría sin vos?)

—————————-

26 de marzo de 2009

Actualizo este post porque las casualidades que se dan en la política de un pueblucho de 15.000 habitantes son realmente locas.

El 19 de marzo salió en un diario local de mi ciudad esta noticia en donde se da cuenta que autores ignorados, de una cierta orientación política simpatizante al gobierno nacional, habían realizado pegatinas en los centenarios plátanos de la avenida San Martín de Colonia Caroya, en los refugios de las paradas de colectivos y en los carteles de señalización de tránsito.
La ordenanza que se infringió es la 626/91, que protege a los espacios públicos de cualquier tipo de publicidad comercial o propaganda política.

Más allá de lo lamentable que simpatizantes de partidos politicos dañen el espacio público para sus bobadas proselitistas que no le interesan a nadie, es curioso notar como los errores que señalé en su momento en el mail de arriba se repiten en este afiche:

Se omiten los acentos de “Córdoba” y “fábrica”, dos lindas palabras esdrújulas que no salen nunca de la boca sin ellos; se olvida de colocar la mayúscula en el nombre propio de la provincia y, como si fuera poco, no se escribió correctamente el nombre de la senadora quien, según su página oficial del Senado de la Nación, se llama Haide. Pero esto podría ser anecdótico, parece que hasta los diarios le escriben mal el nombre, ¿Qué podemos esperar de partidarios cordobeses que no saben escribir Córdoba?

Como frutilla del postre, en el patético afiche se incluyó una ilustración de Negrazón y Chaveta, personajes de la conocida revista cordobesa Hortensia que se publicó en los 70 en Córdoba.
¿Será un guiño complice entre los responsables de la agresión al espacio público? ¿O será una muestra (más) de la ignorancia de elementos de la cultura y la historia de la provincia?

¡Qué casualidad que simpatizantes del mismo partido comentan los mismos errores! ¿No? ¿Será que es requisito para formar parte de esa fuerza política no saber escribir? ¿Serán las mismas personas los autores de uno y otro mensajes? ¿No tendrán instalados el corrector ortográfico en el Word?

Mas conozco a los políticos más náuseas me dan.

Fuente de la noticia y créditos de la foto: Diario El despertador

18
Aug

Mail de amor que me envió un físico cuántico

Archived in the category: Personal
Posted by: Dayana Barrionuevo - 2 Comments

Cada vez que tengo que dar una charla de matemática para público no matemático, elijo una forma de empezar. Y es siempre la misma. Pido permiso, y leo un texto que escribió Pablo Amster, el excelente matemático, músico, experto en kabbalah y, además, una extraordinaria persona.

Esta historia la utilizó Pablo en un curso de matemática que dio para un grupo de estudiantes de Bellas Artes en la Capital Federal. Se trata de un texto maravilloso que quiero (con la anuencia de él) compartir con ustedes.

Aquí va. El título es: “La mano de la princesa”.

Una conocida serie checa de dibujos animados cuenta, en sucesivos capítulos, la historia de una princesa cuya mano es disputada por un gran número de pretendientes. Éstos deben convencerla: distintos episodios muestran los intentos de seducción que despliega cada uno de ellos, de los más variados e imaginativos. Así, empleando diferentes recursos, algunos más sencillos y otros verdaderamente magníficos, uno tras otro pasan los pretendientes pero nadie logra conmover, siquiera un poco, a la princesa.

Recuerdo por ejemplo a uno de ellos mostrando una lluvia de luces y estrellas; a otro, efectuando un majestuoso vuelo y llenando el espacio con sus movimientos. Nada. Al fin de cada capítulo aparece el rostro de la princesa, el cual nunca deja ver gesto alguno.

El episodio que cierra la serie nos proporciona el impensado final: en contraste con las maravillas ofrecidas por sus antecesores, el último de los pretendientes extrae con humildad de su capa un par de anteojos, que da a probar a la princesa: ésta se los pone, sonríe y le brinda su mano.

***

La historia, más allá de las posibles interpretaciones, es muy atractiva, y cada episodio por separado resulta de una gran belleza. Sin embargo, sólo la resolución final nos da la sensación de que todo cierra adecuadamente. En efecto: hay un interesante manejo de la tensión, que nos hace pensar, en cierto punto, que nada conformará a la princesa. Con el paso de los episodios y por consiguiente, el agotamiento cada vez mayor de los artilugios de seducción, nos enojamos con esta princesa insaciable. ¿Qué cosa tan extraordinaria es la que está esperando? Hasta que, de pronto, aparece el dato que desconocíamos: la princesa no se emocionaba ante las maravillas ofrecidas, pues no podía verlas. Así que ése era el problema. Claro. Si el cuento mencionara este hecho un poco antes, el final no nos sorprendería. Podríamos admirar igualmente la belleza de las imágenes, pero encontraríamos algo tontos a estos galanes y sus múltiples intentos de seducción, ya que nosotros sabríamos que la princesa es miope.
No lo sabemos: nuestra idea es que la falla está en los pretendientes, que ofrecen, al parecer, demasiado poco. Lo que hace el último, ya enterado del fracaso de los otros, es cambiar el enfoque del asunto. Mirar al problema de otra manera. De no saber ya ustedes [Pablo se refiere aquí a los estudiantes de Bellas Artes que eran sus interlocutores] de qué trata este curso, quizás se sorprenderían ahora como se sorprendieron con el final de la historia anterior: vamos a hablar (o estamos hablando) de matemática.
En efecto, hablar de matemática no es solamente demostrar el teorema de Pitágoras: es, además, hablar del amor y contar historias de princesas. También en la matemática hay belleza. Como dijo el poeta Fernando Pessoa: “El binomio de Newton es tan hermoso como la Venus de Milo; lo que pasa es que muy poca gente se da cuenta”.
Muy poca gente se da cuenta… Por eso el cuento de la princesa; porque el problema, como adivina el último de los pretendientes, es que “Lo más interesante que hay en este país, no se lo ve” (Henri Michaux, “El país de la magia”). Muchas veces me sentí en el lugar de los primeros galanes. Así, siempre me esforcé por exponer las cuestiones matemáticas más bellas, pero la mayoría de las veces, debo reconocerlo, mis apasionados intentos no tuvieron la respuesta esperada.
Trato esta vez de acercarme al galán humilde del último capítulo. De la matemática, según Whitehead “la creación más original del ingenio humano”, hay bastante para decir. Por eso este curso. Sólo que hoy prefiero también yo mirar las cosas de esa otra manera, y empezar contando un cuento…

———————————————————————–

Me gustó releer este mail de mayo de 2005. Valía la pena subirlo acá.

15
Aug

20 links relacionados con escritura y literatura

Archived in the category: Literatura
Posted by: Dayana Barrionuevo - 4 Comments

Diccionarios

  • Rae: diccionario de cabecera en español. Desde este link también se puede consultar el diccionario panhispánico de dudas.
  • Word Reference: excelente multidiccionario on line que ofrece diccionarios inglés a español, francés, italiano, alemán, y ruso y viceversa; y diccionario inglés de definiciones.
    Para los hispanohablantes que estudiamos lenguas no sólo está disponible el español-inglés, también contamos con el francés, portugués, diccionario de sinónimos y de definiciones de palabras.
    Otro recurso útil de este sitio es un foro en donde se pueden dejar consultas para la comprensión de giros idiomáticos, palabras de uso regional o dudas sobres construcciones de frases.
  • Diccionarios de Elmundo.es: similar al de Word Refence pero centrado en el español ofrece definiciones de palabras, sinónimos, antónimos, inglés y francés al español y viceversa y un diccionario médico (puse Gripe y no salió nada :S ).
  • Recopilación de diccionarios de todo tipo, glosarios, atlas y diversos materiales de consulta.

Software

Redes sociales

Agregadores de noticias literarias y culturales

  • Literatúrame: desde hace un tiempo rediseñado a un formato blog, es un Menéame de noticias literarias de muy buena calidad.

Buscadores de libros y/documentos

Para jugar con las palabras

  • Etimología: buscador para conocer el origen de las palabras. Muy interesante sin dudas.
    Al final de cada explicación tiene un link que dice “Ver otra palabra” y muestra una palabra al azar linkeada para seguir explorando. Precaución es adictivo 😀
  • Diccionario Clave: permite buscar palabras por su comienzo, su final (ideal para rimas que no salen) o que contengan una sílaba espacífica en su interior.
    Extrañamente, los botones para marcar por alguna de estas opciones casi no se ven bajo la caja de búsqueda.

  • Conjugador de verbos: tan solo hay que escribir el infinitivo y la página carga toda la conjugación. Ideal para maestras que quieran torturar niños 😛

Foros

  • Libroadictos: gran variedad de temas y reseñas sobre el mundo literario.

Biografías y reseñas de autores

  • El poder de la palabra: no sólo se pueden encontrar escritores si no que también hay pintores, músicos, arquitectos, fotógrafos y cineastas.
    Excelente sitio de consulta que permite leer fragmentos de textos literarios. Una forma interesante de descubrir autores.

Podcasts

  • Big directorio – Literatura: directorio de podcast con una sección de podcasts literarios.
  • Directorio Podcastellano – Literatura: igual al anterior.

Concursos literarios

  • Escritores.org: listado de concursos en países de habla hispana con la posibilidad de suscribirse por RSS para ser notificado de nuevos certámenes.

Glosarios

  • Glosario de términos literarios
  • Glosario de figuras retóricas


Imagen vía César Astudillo en Flickr

09
Aug

El hornero, Leopoldo Lugones

Archived in the category: Flora y Fauna de Córdoba, Literatura
Posted by: Dayana Barrionuevo - 2 Comments

EL HORNERO

La casita del hornero
tiene alcoba y tiene sala.
En la alcoba la hembra instala
justamente el nido entero.

En la sala, muy orondo,
el padre guarda la puerta,
con su camisa entreabierta
sobre su buche redondo.

Lleva siempre un poco viejo
su traje aseado y sencillo,
que, con tanto hacer ladrillo,
se la habrá puesto bermejo.

Elige como un artista
el gajo de un sauce añoso,
o en el poste rumoroso
se vuelve telegrafista.

Allá, si el barro está blando,
canta su gozo sincero.
Yo quisiera ser hornero
y hacer mi choza cantando.

Así le sale bien todo,
y así, en su honrado desvelo,
trabaja mirando al cielo
en el agua de su lodo.
Por fuera la construcción,
como una cabeza crece,
mientras, por dentro, parece
un tosco y buen corazón.

Pues como su casa es centro
de todo amor y destreza,
la saca de su cabeza
y el corazón pone adentro.

La trabaja en paja y barro,
lindamente la trabaja,
que en el barro y en la paja
es arquitecto bizarro.

La casita del hornero
tiene sala y tiene alcoba,
y aunque en ella no hay escoba,
limpia está con todo esmero.

Concluyó el hornero el horno,
y con el último toque,
le deja áspero el revoque
contra el frío y el bochorno.

Ya explora al vuelo el circuito,
ya, cobre la tierra lisa,
con tal fuerza y garbo pisa,
que parece un martillito.

La choza se orea, en tanto,
esperando a su señora,
que elegante y avizora,
llena su humildad de encanto.

Y cuando acaba, jovial,
de arreglarla a su deseo,
le pone con un gorjeo
su vajilla de cristal.

Publicado originalmente en El libro de los paisajes (1917)

03
Aug

Escudos de Córdoba capital y provincia

Archived in the category: General
Posted by: Dayana Barrionuevo - 6 Comments

Escudo de la provincia de Córdoba

Escudo oficial de la provincia de Córdoba

Por decreto de fecha 24 de julio de 1925, el gobernador, doctor Ramón J. Cárcano, determinó el escudo de armas de la provincia de la siguiente manera:
La forma es la misma del originario; en un campo de gules (rojo) hay un castillo de piedra color grisáceo, con tres torres, cuatro almenas, una puerta y dos ventanas abiertas que permiten ver por ellas el campo del escudo; sobre los costados laterales del castillo, seis banderas argentinas de dos puntas, y una en lo alto de la torre de homenaje, pero siempre dentro del campo del escudo; al pie del castillo corren dos ríos caudales, de color azul, ubicados el uno delante del otro, sobre un campo verde.

Escudo de la ciudad de Córdoba
Escudo de la ciudad de Córdoba

Por decreto fechado el 9 de junio de 1955, la Municipalidad de Córdoba adoptó oficialmente un escudo que respeta con fidelidad los lineamientos del que creó el fundador.
La forma parece representar el cuerpo de un hombre. (Si es el cuerpo de un hombre, debe ser de la policía de Córdoba 😛 )
Sobre un campo de color oro tiene un castillo redondo, de piedra grisácea, con una sola torre y sin almenas. A ambos lados del castillo hay seis banderas argentinas de dos puntas y una sobre la torre, saliendo fuera del escudo. Dos ríos caudales, de color azul, aparecen dibujados en dos ondas paralelas, sobre una de lascuales se apoya el castillo.

Fuente: Manual Estrada. Suplemento para la provincia de Córdoba. Editorial Estrada. 1987

Página 52 de 54« Primera...102030...45464748495051525354
  • Política de privacidad del blog