14
Mar 2009

Leyenda del cerro de Villa del Dique

Archived in the category: Relatos y leyendas cordobeses

Cuenta la leyenda que hace muchos años en un hermoso valle llamado Ctalamochita; existía una tribu de indios que enamorados del paisaje, decidieron dejar de ser nómades, para instalarse definitivamente en aquellas tierras fértiles cubiertas por el encanto de la naturaleza.

Entre el grupo de  adolescentes se encontraba un indiecito al que llamaban Nazarí; era alto, robusto, de tez morena, sus ojos grandes enmarcaban una visual penetrante, avasalladora, era un gran observador. No existía ave sobre el cielo que no pudiera divisar ni animal en la tierra sin dejar de rastrear, aún las tormentas más fuertes aprendió a detectar anunciando a su tribu la cercana tempestad.

Una noche, cuando Nazarí se encontraba apostado en su guardia vigilando sigilosamente a los pumas hambrientos que noche tras noche intentaban devorar a su gente, sintió a lo lejos una voz suave que lo llamaba por su nombre… Nazarí , Nazarí, ven a mí soy tu sueño y he venido a acunarte; Nazarí asombrado, sacudió su cuerpo y abriendo grande sus pupilas trató de no pensar en esa hermosa voz que por momentos lo apartaba de la realidad; en pocos minutos nuevamente la voz se apodero de el… Nazarí, Nazarí, ven a mi soy tu sueño y he venido a acunarte; su cuerpo relajado por completo se dejó arrastrar hacia los brazos cálidos del sueño, donde ya sin ser dueño de si mismo penetró en la inconciencia mágica de la nada.

Amanecía en el valle, los primeros rayos de sol abrazaron el cuerpo cálido del indiecito Nazarí; sus parpados fueron abriéndose lentamente, el horror y la desolación se encontraban frente a él, los pumas habían logrado su propósito; cuerpos mutilados yacían por todas partes, el paisaje ya no era el mismo y el aroma a flores silvestres se había convertido en un olor nauseabundo amigo de la muerte.

Nazarí sintió que el corazón era arrancado de su cuerpo y se sumergió en un profundo llanto que lo invadió de angustia y tristeza.

En ese preciso momento la tierra comenzó a temblar, desprendiéndose de la misma un sonido aterrador, el fuego brotaba por cada uno de sus poros y de su garganta enrojecida emanaba un líquido ardiente, destructivo; un humo negro se alzó por los aires abrazando y tragando hacia la inmensa profundidad al indiecito Nazarí.

Las nubes de fuego mezclado con cenizas fueron apartándose lentamente dando lugar a la luz del sol a participar como testigo clave de la ausencia de Nazarí, ya que en su lugar se encontraba erguido y desafiante un inmenso cerro al que hoy llamamos, el ¡Cerro de Villa del Dique!

Aún por las noches, cuando los habitantes del pueblo se sumergen en un sueño profundo, él no duerme, es el gran protector de la villa, miles de batallas climáticas lleva ganadas, cicatrices profundas entallan su cuerpo; la brisa del sueño lo sigue llamando,…Nazarí, Nazarí ven a mí que he venido a acunarte, pero sus pupilas no se cierran ni lo harán jamás, porque es el gran observador, el gigante de Villa del Dique…

Autora: Silvia Lajas

Dayana Barrionuevo

5 comments for “Leyenda del cerro de Villa del Dique”

1
Silvia Lajas

Aquien corresponda: quiero dejar en claro que esta leyenda es de mi autorìa nunca la subì por internet , probablemente algùn alumno de la escuela de Villa del Dique despuès de usarla en el aula con su maestra sin saber el daño que causarìa porque realmente tuve varios problemas la subiò a internet cosa que yo no acostumbro a hacer ya que no me gusta que publiquen mis escritos; con dicha leyenda obtuve el segundo puesto en un concurso literario realizado por la municipalidad de Villa del Dique el 11 de octubre del 2005. Silvia Beatriz Lajas.

August 19th, 2011 at 3:50
2
Dayana

Silvia,
Desconocía de quien era, pero ya queda aclarado el tema. Si querés que coloque algún otro dato de referencia como el libro donde se publicó, hacemelo saber por favor.
Saludos!

August 21st, 2011 at 0:15
3
Silvia Lajas

Querida Dayana:
Me gustaría si es que se puede que debajo de la leyenda figure mi nombre y apellido, sigo teniendo problemas, y es una lástima que de tanto esfuerzo para que mi hermoso pueblo Villa del Dique tenga su propia leyenda, ande deambulando por todos lados como autor desconocido, me duele el alma , ya que esta leyenda es como un hijo para mí el cuál me han arrebatado, si pudieras solucionar mi problema estaría muy contenta y agradecida de por vida, un beso .
Silvia Lajas.

October 10th, 2012 at 21:54
4

Silvia,
Agregado el dato. De todas maneras si no querés que esté publicada puedo borrarla, no hay ningún problema.

October 11th, 2012 at 6:34
5
Silvia lajas

Querida Dayana: muy agradecida contigo, no me gustaria que la borres, pero si pudieras aclarar que obtuve el segundo premio con dicha leyenda en octubre del 2005 en el primer certamen que se realizo en Villa del Dique me harìas un favor ya que quedarìa asentado y tengo los comprobantes que acreditan dicho certamen, de esa forma no tendrìa mas problemas, muchas gracias, un fuerte abrazo,
Silvia Lajas.

October 11th, 2012 at 20:44

Dejá tu comentario

Si este es tu primer comentario en el blog va a ser moderado. En caso de haber comentado antes va a aparecer normalmente; así que espero que sigas siendo tan educad@ como siempre.

Si vas a dejar una consulta lee primero los comentarios, quizás fue respondida ahí. Las preguntas que ya hayan sido respondidas en otros comentarios serán eliminadas.

Los comentarios que contengan direcciones de email, teléfonos o spam no serán aprobados. Los comentarios que no estén relacionados con el tema específico del artículo serán eliminados. También lo serán aquellos con lenguaje agresivo, intolerante o que no respeten opiniones de otros comentaristas.


Página 1 de 11
  • Política de privacidad del blog